DTE, Beneficios Reales

De Sigue® Wiki
Saltar a: Navegación, buscar

Sigue-dte-beneficios-reales.png

La facturación electrónica, además del cumplimiento de las exigencias legales, si se elige la solución correcta, tiene múltiples beneficios respecto al modelo tradicional en papel, tales como:

Eliminación de Costos de imprenta. Ya no requiere los talonarios o los formularios pre-impresos y pre-foliados. Es el ahorro más relevante, que justifica de inmediato el cambio.

Eliminación de Costos de almacenaje. La obligación legal de guardar copia de todos los documentos tributarios por una determinada cantidad de años, exige un espacio físico, estanterías, mano de obra y otros recursos, con costos importantes. Ahora no es necesario, los documentos se guardan digitalmente, y si se aplican políticas básicas de orden y respaldo, es transparente al usuario y la empresa.

Eliminación de Costos de transporte. Los documentos en papel requieren ser transportados desde la imprenta, al lugar de timbraje, a las sucursales, a las bodegas, a los puntos de eliminación; ser enviados por correo certificado o por mano. Con DTE, si alguien requiere un documento, se le adjunta el PDF en un email o lo puede consultar directamente en un sitio web.

Eliminación de otros costos operacionales. Gastos, mano de obra y tiempo, para ir a timbrar, por quedarse sin documentos timbrados, para buscar documentos antiguos; costos del proceso de eliminación de documentos obsoletos, costos por legalizar o protocolizar documentos, etc.

Reducción de Costos de impresión. Ya no hay que disponer de impresoras matriz de punto dedicadas a los documentos tributarios. Al usar factura electrónica se imprime considerablemente menos y se puede hacer en impresoras de inyección de tinta o laser comunes.

Reducción de errores en el proceso de facturación. Con un ERP y una solución de facturación electrónica adecuada, la facilidad para emitir documentos, al buscar e identificar clientes, productos y otros, al validar los precios, al verificar las condiciones comerciales y más, significa una drástica disminución de errores.

Mayor productividad en la logística de distribución y despacho. La recepción de mercaderías, el registro de la información, el despacho de los productos, el transporte de los mismos, la planificación de las existencias y otras etapas, mejoran sustancialmente su eficiencia y eficacia con la facturación electrónica.

Agilización de los procesos de facturación y pago. Una mejora resultante de la mayor claridad de los documentos, de la rapidez de su interacción y de la automatización de los pasos involucrados.

Agilización de la generación de los libros (de compra, de venta y guías de despacho). Especialmente si evoluciona de libros manuales a libros automatizados, el enorme tiempo requerido para mantenerlos prácticamente se elimina. Las herramientas que ayudan a identificar, validar y almacenar los documentos recibidos, reducen el tiempo necesario y los errores. El enviar los libros al organismo fiscalizador directamente desde el software también aporta agilidad.

Simplificación de la declaración y pago de impuestos. La automatización de los libros y otras herramientas relacionadas resuelven gran parte del trabajo en forma rápida y exacta. El organismo fiscalizador al contar con la información digital entrega resultados que apoyan la gestión contable y tributaria de la empresa.

Mayor plazo para el pago de impuestos. En Chile los contribuyentes electrónicos pueden pagar el IVA hasta el día 20, lo que significa 8 días más por cada mes o periodo tributario, que finalmente significan 3 meses al año de ahorro de financiación del IVA.

Mejora de la comunicación con clientes y proveedores. La documentación electrónica permite la interacción casi inmediata entre sus sistemas de información, reacción rápida ante diferencias, claridad de los datos y documentos, visualizar los documentos dentro y fuera de la empresa mediante una plataforma web.

Disminución de las disputas comerciales entre empresas. Evita o disminuye los desacuerdos entre las partes, cliente y proveedor, al tener una administración más correcta y escrupulosa, al aplicar los protocolos establecidos, etc.

Disminución de los riesgos de fraude. Mayor dificultad para hacer uso indebido de documentos. Condiciones de seguridad para estos, garantizando la autenticidad de su origen y la integridad de su contenido.

Disminución de la evasión tributaria y la corrupción. Estas decrecen con la probabilidad de que sean detectadas y con el monto de las sanciones. La facturación electrónica resulta fundamental en este objetivo por la interacción casi inmediata con el organismo fiscalizador, los protocolos para deshacer lo hecho, etc.

Cuidado del medio ambiente y ahorro de recursos naturales. Mayor conservación de bosques al reducir la tala de árboles, con la consecuente supervivencia de ciertas especies e incluso el cuidado del clima de nuestro planeta (los árboles transforman el dióxido de carbono en oxígeno, contribuyendo a evitar el efecto invernadero). Reduce la contaminación de ríos, mares, plantas y animales al disminuir la cantidad de químicos, como el cloro, que se utilizan al producir papel. Menor consumo de recursos hídricos, ahorro energético y más.

Mejora de la imagen corporativa ante clientes y proveedores. Demuestra prácticas de responsabilidad social y formalidad; documentación mejor presentada y más atractiva; Proyecta una empresa moderna, que se actualiza constantemente y que apuesta por la innovación. Demuestra dominio de las tecnologías, etc.

¡Cámbiese ahora... Sigue® ERP... la solución definitiva!